Voluntariado en Perú

Posted on noviembre 12, 2008. Filed under: América latina y Caribe, Peru | Etiquetas: , , |

Según el estudio “Las múltiples identidades del tercer sector en el Perú”, realizado por el Centro de Investigación de la Universidad del Pacifico (CIUP) en 2001, y basándose en la investigación realizada en el marco del Proyecto Comparativo sobre el Sector sin Fines de Lucro de la Universidad de Johns Hopkins, las organizaciones del tercer sector emplean alrededor de 26.800 empleados voluntarios.

Por otro lado, una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones de la Universidad del Pacífico, arroja que en el transcurso del año 2000, aproximadamente el 34% de la población peruana realizó un trabajo voluntario en alguna organización, es decir que uno de cada tres peruanos realizó un trabajo voluntario en alguna organización durante el año 2000.

El primer estudio mencionado también arroja los siguientes datos respecto al empleo en ONG´s peruanas. Define al tercer sector peruano como “un empleador importante”, con un total de 129.827 trabajadores remunerados a tiempo completo (ATC). Esto representa un 2.43 por ciento de todos los trabajadores no agrícolas del país, 3.30 por ciento del empleo en servicios, y es equivalente al 16.91 por ciento de las personas que trabajan para el gobierno en los niveles central, departamental y municipal. En comparación con otros sectores, la cantidad de empleados del tercer sector es mayor que en las industrias nacionales más rentables tales como la minería (con cerca de 40,000 trabajadores) y la industria pesquera (con cerca de 60,000 trabajadores).

Si añadimos a estos empleados, los voluntarios que prestan servicios en el tercer sector (recordemos que representaban un total de 26.800), da un total de 156.627, tenemos que el trabajo en las organizaciones sin fines de lucro representa un 2.94% del empleo total en el Perú, cifra similar al promedio latinoamericano, pero menor a un tercio del promedio de Europa occidental u otros países desarrollados.

En 2004 se sancionó la Ley Nº 28.238, Ley general del Voluntariado, la cual fue modificada en 2007 en varios de sus artículos por la Ley Nº 29.094.

El artículo 2º define al voluntariado como:

Labor o actividad realizada sin fines de lucro, en forma

gratuita y sin vínculos ni responsabilidades contractuales.

El voluntariado comprende actividades de interés general

para la población, como: actividades asistenciales, de

servicios sociales, cívicas, de capacitación, culturales,

científicas, deportivas, sanitarias, de cooperación al

desarrollo, de defensa del medio ambiente, de defensa

de la economía o de la investigación, de desarrollo de

la vida asociativa, de promoción del voluntariado, y

otras de naturaleza análoga, tendientes al bien común.

El voluntariado lo podrá prestar una persona natural,

independientemente; o una organización de voluntarios

agrupados bajo la forma de una asociación sin fines de

lucro, y en ningún caso, podrá sustituir al trabajo que se

realiza en forma remunerada.

(…)

La Ley Nº 29.094 de 2007 adiciona un nuevo artículo a la Ley Nº 28238, Ley general del Voluntariado: el artículo 3º-A, el cual es de una importancia especial ya que hace referencia al rol promotor del Estado sobre el trabajo voluntario.

Artículo 3º-A.- Rol Promotor del Estado

El Estado cumple un rol de promoción, reconocimiento y facilitación de la labor voluntaria y de las organizaciones que la desarrollan.

El Estado, a través del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, proporciona:

a) Asistencia técnica, programas formativos e informativos a los voluntarios.

b) Apoyo a campañas de divulgación, reconocimiento y valoración del servicio voluntario.

c) Facilitación para el acceso a fuentes de ayuda nacionales y extranjeras para el servicio del voluntariado.

d) Medidas que promuevan y lleven a cabo la cuantificación permanente del aporte del trabajo voluntario al desarrollo social y económico del país.

e) Medidas que promuevan y lleven a cabo un registro actualizado de las organizaciones de voluntariado.

El artículo 4º declara que cualquier persona puede prestar servicio como voluntario. En el caso de menores de 18 años, deben contar con autorización escrita de sus padres o tutores.

Los artículos 5º y 6º hacen referencia a la seguridad con que debe contar el voluntario en una organización.

El voluntariado debe contar con la seguridad adecuada para salvaguardar la integridad física, psíquica o moral del voluntario. En el caso de sufrir alguna enfermedad, accidente y/o fallecer como consecuencia del ejercicio de estas actividades, los gastos que ocasionen estos hechos serán cubiertos por el seguro integral de salud en los casos que corresponda.

Ningún voluntario podrá ser discriminado por sexo, raza, religión etc. Por la organización donde preste servicios ni por cualquier ciudadano en general.

El artículo 8º define tres modalidades de voluntariado:

a) Voluntariado altruista, realizado por aquellas personas que actúan de forma espontánea en actividades dedicadas a la lucha contra enfermedades específicas, al bienestar de determinados sectores sociales o, en general, a cualquier actividad en la que el beneficiario sea exclusivamente una tercera persona.

b) Voluntariado de autoayuda, realizado por aquellas personas que actúan en beneficio de un grupo determinado de personas dentro del cual se encuentra también el voluntario.

c) Otras modalidades clasificadas por la Comisión Nacional de Voluntariado.

El voluntario debe ser capacitado para realizar las funciones que le sean asignadas. Esta capacitación debe estar a cargo de la organización, la cual también deberá certificar al voluntario por los servicios que ha prestado.

El Artículo 13° de la Ley General de Voluntariado promueve la creación de la Comisión Nacional de Voluntariado (CONVOL), un organismo dependiente del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social y define sus funciones.

Las funciones de esta comisión son:

a) Apoyar, fomentar y cooperar con la organización del servicio de voluntariado a nivel nacional.

b) Coordinar con los Gobiernos Regionales y Locales, así como, con las instituciones Públicas y Privadas para promover su participación en el desarrollo del servicio de voluntariado.

c) Proponer mecanismos de supervisión sobre aquellas organizaciones de voluntarios que reciban fondos de instituciones públicas en coordinación

El Artículo 15° define los Objetivos de la Comisión:

Son objetivos de la Comisión Nacional de Voluntariado, los siguientes:

a) Promover la ampliación de la cobertura del voluntariado a nivel nacional.

b) Contribuir con la mejora de la calidad de los servicios voluntarios en todas sus modalidades.

c) Incentivar y difundir la solidaridad y la responsabilidad social entre la población del país.

d) Contribuir con el fomento de la vocación de servicio social de la ciudadanía.

e) Contribuir con la unificación de los esfuerzos de las organizaciones de voluntarios, evitando que las acciones desplegadas se dispersen.

En Perú no hay una ley que promueva el voluntariado universitario. Hay programas de voluntariado en las universidades pero la participación en estos es optativa.

Fuentes:

La sociedad civil en línea: http://www.lasociedadcivil.org/uploads/ciberteca/portocarrero.pdf

Portal de la Fundación Telefónica: http://www.risolidaria.org.pe/textos/leygeneralvoluntariado.pdf

Portal del Programa Integral nacional para el Bienestar Familiar (INABIF)/ Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social: http://www.inabif.gob.pe/portal/voluntario/legal/ley_29094.pdf

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: